Estambul – Turquía

Viajar en un crucero

Los cruceros se remontan a comienzos del siglo XIX cuando era inimaginable que se convertirían en una industria que mueve a más de 20 millones de personas al año (y creciendo). Técnicamente se denomina crucero a todo viaje marítimo de transporte de pasajeros, aunque en la práctica lo asociamos más con los grandes recorridos de varios días, en barcos llenos de comodidades que parecen pequeñas ciudades y con “todo incluído”.

En nuestro caso hemos tomado varios cruceros, con características tan distintas entre sí que en realidad son experiencias muy diferentes, así es que posiblemente aunque nunca lo hayas considerado, viajar en un crucero puede ser una opción para ti.

Estambul – Turquía
Estambul – Turquía

Lo bueno, lo malo, lo feo

La principal ventaja que te ofrece un crucero es visitar diferentes destinos en corto tiempo, sin tener que empacar y desempacar todos los días y haciendo que el trayecto entre los lugares sea divertido también. De esta manera es posible, por ejemplo, tomar un crucero de 12 días por el mediterráneo en Europa, visitando España, Francia, Italia, Turquía y Grecia desde US$70 diarios (incluyendo el alojamiento, la alimentación, el entretenimiento y las bebidas básicas). Sin embargo no todo es color de rosa, el horario es estricto y en cada ciudad se pasan apenas algunas horas (generalmente entre 8 am y 5 pm) por lo que no es un plan para quienes buscan conocer de manera profunda un lugar. Las excursiones “en tierra” normalmente no están incluidas (lo cual representa un costo adicional importante) y definitivamente no es el lugar en el que quieres estar si te enfermas.

Tipos de cruceros

  • Duración: Hemos tomado cruceros de pocas horas (como recorrer el Lago Victoria desde Jinja en Uganda) hasta de varios días, sin embargo la experiencia más larga la ofrece el barco MS The World, un crucero “permanente” en el que sus propietarios navegan indefinidamente por el mundo.
  • Tamaño: Los cruceros comerciales (ej. Royal Caribbean, Norwegian Cruise Line, Carnival…) suelen tener barcos grandes donde viajan miles de pasajeros (y miles de empleados) siendo los más grandes el Allure of the Seas y el Oasis of the Seas (ambos de Royal Caribbean) con una capacidad máxima de 6,296 pasajeros cada uno. Se espera para el 2016 un nuevo barco de la misma naviera con capacidad máxima de 6,500 pasajeros. Si las multitudes no es lo tuyo, también hay opciones con menor cantidad de viajeros, como por ejemplo los cruceros a Ha Long Bay en Vietnam donde en promedio llevan 10 pasajeros e inclusive en diferentes partes del mundo se ofrecen cruceros privados. Lo cierto es que aún en los barcos con mayor capacidad, hay tantas opciones que probablemente nunca te sientas abrumado por la cantidad de huéspedes.
Barco de Royal Caribbean en Key West – Estados Unidos
Barco de Royal Caribbean en Key West – Estados Unidos
  • Estilo: si bien los cruceros comerciales son relativamente estándar en cuanto al tipo de habitaciones, restaurantes, atracciones y opciones de entretenimiento a bordo, no son las únicas alternativas. Hace algunos años navegamos desde Puerto Montt hasta Puerto Natales en Chile en un espacio que compartíamos 20 personas, 3 pisos bajo el agua y con baños comunales (cada litera en aquella época -categoría D- nos costó US$200), sin embargo más allá de las “habitaciones” teníamos derecho a la misma comida y espacios que el resto de los pasajeros del barco (incluyendo a los que pagaron más de US$1,000). También hay navieras que se especializan en opciones de lujo, como Silversea que ofrece 7 días en el Caribe desde US$2,800 e inclusive un viaje de 113 días alrededor del mundo desde US$55,000.
Junk Boat en Ha Long Bay – Vietnam
Junk Boat en Ha Long Bay – Vietnam

Algunos tips y recomendaciones (para los cruceros comerciales)

  • Como lo mencionábamos antes, las excursiones “en tierra” normalmente no están incluidas y los barcos cobran muchísimo por este tipo de actividades (ej. NCL cobra en promedio US$250 por un tour de un día en Roma). Esto ha abierto la puerta a empresas independientes que realizan tours similares por una fracción del costo (ej. Shore2Shore para un tour equivalente cobra US$40). Busca estas alternativas para mantener tu presupuesto bajo.
  • Las comunicaciones desde el barco son muy costosas. Tanto el acceso a internet como las llamadas pueden costar mucho dinero. Aprovecha los momentos en tierra para buscar alguna conexión WiFi y evitar pagar las altas tarifas que cobra el barco.
  • En estos cruceros sólo se incluyen las bebidas básicas (agua, té, café). Si buscas otras alternativas, puedes comprar “paquetes” de bebidas que hacen que su costo individual sea menor. Esto aplica inclusive para paquetes de vinos, cocteles y cervezas.
  • Los espectáculos suelen tener buenas producciones por lo que es importante que tengas en cuenta los horarios para que puedas ingresar a tiempo y evitar perdértelos. Infórmate en internet previamente sobre los comentarios de otros viajeros para que elijas los mejores shows.
  • En algunos barcos además de los grandes buffets hay restaurantes a la carta en los que (dependiendo de la política de la naviera) te asignan una mesa a un horario fijo o puedes ingresar en cualquier momento a cualquier opción. Investiga cuáles son las alternativas que te ofrece el barco.
  • La comida es definitivamente una gran tentación en este tipo de viajes. Con restaurantes abiertos 24 horas al día, grandes buffets, preparaciones exquisitas, infinitas mesas de postres y opciones temáticas (ej. BBQ en la piscina o fiesta de chocolate) es fácil caer en la tentación y comer de más, así es que prepárate para ser consciente de lo que comes y disfrutar más de la experiencia.
  • Aunque la mayoría de las personas se apropiarán de las piscinas en los tiempos de navegación, hay muchos otros espacios de entretenimiento y actividades que puedes elegir. A diario se publican las opciones así es que vale la pena darle una mirada y descubrir alternativas que se adapten mejor a tus intereses.
  • Si te enfermas, el barco tiene servicio médico, pero una simple consulta puede costarte US$150. Guarda los recibos, si tienes protección de viajes con tu tarjeta de crédito podrás pedir un reembolso posterior (debes llamar máximo un día después de bajar del barco a la línea del seguro de viajes para que te hagan válida la reclamación).
  • Las propinas no están incluidas y rondan los US$10 diarios por persona. Ten en cuenta este costo en tu presupuesto.
  • Algunos cruceros incluyen noches de gala (opcionales) para las cuales se recomienda llevar trajes tipo “coctel”.
Producción musical en un crucero de NCL
Producción musical en un crucero de NCL

¿Y desde Colombia?

El único puerto de cruceros en Colombia está en Cartagena. Desde allí es posible realizar un recorrido por El Caribe (incluyendo destinos como Venezuela, Bonaire, Aruba, Curaçao y Panamá) con Royal Caribbean o Pullmantur. El precio comienza en los US$600.

¿Y tú? ¿has estado en algún crucero? ¿cuál ha sido tu experiencia? ¡compártenos tus tips!

Publicado originalmente en ELTIEMPO.COM


No olvides suscribirte al blog para recibir nuestras actualizaciones y seguirnos en redes sociales:

Déjanos un comentario