Consejos para viajar a El Cairo Egipto

Consejos para viajar a El Cairo

Llegamos a El Cairo una mañana del 17 de septiembre de Septiembre, luego de dos vuelos que nos llevaron de Antananarivo a Nairobi y de allí a la capital de Egipto.

Habíamos decidido quedarnos en el Freedom Hostel no solo por los buenos comentarios de su personal en Booking.com sino también por su ubicación central muy cerca a la gran plaza Tahrir, símbolo de las revoluciones egipcias de 2011 y 2013.

Plaza Tahrir o Plaza de la Liberación
Plaza Tahrir o Plaza de la Liberación

Un poco cansados, dedicamos el resto de este primer día a caminar por sus calles, maravillados por su activa vida callejera que lo llena todo con cientos de puestos de comida, almacenes de ropa, tiendas de esencias, locales de tecnología y sobretodo gente, mucha gente. Era nuestra primera vez en el norte de África y desde ya sentíamos la gran diferencia con el sur. En su ambiente, arquitectura y personas, se respiraba diversidad y sobre todo el sentimiento que dejan las cosas que han estado allí por siempre. Inmunes al paso del tiempo. Su esplendor de otros tiempos aún puede adivinarse en sus rincones, sus callejuelas y sus tradiciones milenarias. El Cairo es, sin duda, el vivo reflejo de un imperio que comenzó su decadencia hace más de 2.000 años.

Visita a las Pirámides

Complejo de Saqqara:

Es, sin lugar a dudas la visita obligada si vienes por estas tierras. Días antes habíamos contactado a Amazing Global Travel para que nos ayudara con un tour guiado de un día, dado que leímos que los tours guiados son la mejor forma de conocerlas ya que de lo contrario es difícil comprender lo que se está viendo.

Así pues que muy temprano, a eso de las 7 de la mañana, nos encontramos con nuestro guía y chofer en la gran plaza Tahrir. Para nuestra gran sorpresa, el tour que habíamos contratado era privado así que tendríamos toda la flexibilidad que quisiéramos para recorrer las diferentes ruinas.

Nuestra primera parada fue en el complejo de Saqqara, construido por el arquitecto Imhotep para Zoser, el segundo faraón de la tercera dinastía. Su pirámide, en forma escalonada, sobresale en la historia por ser la primera vez que se usó esta figura en las tumbas de las familias reales. La visita al complejo vale la pena por el bonito museo que existe a su entrada y por los bellos jeroglíficos, aún con su color original, de una de sus tumbas.

Las pirámides de Guiza:

Es acá donde se pueden apreciar las famosas pirámides Keops, Kefrén y Micerino, como también la Gran Esfinge famosa por la destrucción de su nariz, según dicen, causada por el ejército de Napoleón.

Naturalmente, las pirámides lucen tan espléndidas como todos los hemos imaginado desde niños. En los alrededores hay muchos vendedores y algunos que te ofrecen viajes en Camello o más bien dromedarios por tratarse de los que tienen una sola joroba. La imagen de camello con las pirámides que ha estado en mi imaginación perdió un poco de fuerza cuando nos enteramos días más tarde que en época del esplendor egipcio, estos maravillosos animales no existían, ya que fueron introducidos muchos años más tarde por los árabes.

Contrario a lo que se puede pensar, las pirámides son totalmente macizas, mientras que los tesoros que algún día escondieron se encuentran bajo ellas. Es posible ingresar a la pirámide de Kefrén, que es la segunda en altura, pero nosotros no lo hicimos ya que nuestro guía nos mencionó que los pasadizos carecen totalmente de cualquier inscripción.

Terminando el paseo, nuestro guía nos ofreció ir al mejor restaurante de la localidad en donde se puede comer con la hermosa vistas de las pirámides a lo lejos. La idea parecía agradable pero cuando nos enteramos que los platos costaban un promedio de 20 dólares, de inmediato le sugerimos a nuestro guía dejarnos en el centro donde seguro podríamos disfrutar de la maravillosa comida egipcia a precios razonables.

Para resaltar, podemos decir que la experiencia con Amazing Global Travel a quienes contratamos no solo para este tour sino también para nuestro viaje en crucero por el Nilo, fue realmente espectacular. Ahmed Nagy su dueño logró captar nuestras necesidades a la perfección y entregarnos el viaje que siempre nos soñamos. Además, debo resaltar que el conocimiento de sus guías es impresionante. No sólo cuentan con varios años de experiencia sino también estudios superiores en egiptología como fue el caso Ahmed, nuestro guía por el Nilo.

Visitando el Museo Egipcio

El día siguiente decidimos visitar el famoso museo egipcio, el cual recorrimos con la ayuda de un guía que, por 200 Libras egipcias por hora supo llevarnos por las principales piezas de la gran colección.

El museo es impresionante por la gran cantidad de piezas en buen estado y en especial por aquellas halladas en la famosa tumba de Tutankamon un joven y poco importante faraón que murió a los 19 años y cuya tumba no logró ser encontrada por los saqueadores hasta que el francés Howard Carter la descubriera en noviembre de 1922. Observar algunos de los más de 30 mil objetos encontrados supone un ejercicio mental mayor cuando se imagina lo que podrían contener las tumbas saqueadas de los faraones más importantes como lo fueron Ramsés II y IV.

Museo Egipcio
Museo Egipcio

El Cairo Islámico

Esta zona de la ciudad es famosa por las impresionantes mezquitas que contiene. Vale bien la pena recorrer  El Citadel, la Mezquita del Sultán Hassan y la de El Azhar ubicadas muy cerca la una de la otra, no sin antes mencionar los descarados vendedores de las afueras quienes abusan de los turistas con exhorbitantes precios por un café o una botella de agua.

El Cairo Copto

Dicen que en El Cairo Copto se encuentran los directos descendientes de los antepasados egipcios, es decir, de los que construyeron las pirámides. Antes de que llegaran los árabes, los egipcios fueron convertidos al cristianismo por los griegos, así que es de suponer que esta pequeña comunidad, que es la única cristiana de El Cairo, tenga su punto común muy atrás en la época de los faraones. De hecho, algunas prácticas antiguas como la momificación de los muertos humanos y mascotas es también realizada por este grupo de cristianos.

El barrio está lleno de iglesias entres las que resalta la Iglesia de San Sergio y San Baco en donde se dice que la familia sagrada de Maria, José y Jesús pernoctaron durante tres meses durante su huída por Egipto del rey Herodes. También se encuentra La Iglesia Colgante la cual es la más antiguas de todo Egipto, con referencias de haber existido desde el siglo III. La versión actual se encuentra renovada.

¿Qué comer en El Cairo?

Es muy fácil. Nosotros decidimos buscar los lugares más típicos para los locales en vez de dejarnos guiar por las recomendaciones que apuntan a visitar los mejores restaurantes internacionales.

A parte de comer los ricos desayunos de nuestro hostal, compuestos por ensalada de tomate y pepino, el tradicional falafel, huevo duro, queso y café o te, visitamos tres restaurantes locales:

  • Kazaz: su especialidad es el Falafel con ensalada envuelto en el tradicional pan árabe. Se puede comprar para llevar o sentarse en las mesas del piso superior para disfrutar de platos más elaborados dentro de los cuales recomendamos la Messaka con carne molida.
  • Abou Tarek: sólo sirven un plato, el Koshary, y este es el sitio más famoso de todo Egipto para comerlo. Es una mezcla de pasta, lentejas, garbanzos, arroz, cebolla caramelizada, salsa de tomates y vinagreta de limón. Una delicia. Tanto así que visitamos este lugar por lo menos en cuatro ocasiones.
  • Felfela: es quizás la recomendación más común para que los turistas puedan sentir y disfrutar de un restaurante de comida local. Nosotros lo visitamos al final de nuestro paso por Egipto en donde ya nos sentíamos con bastante criterio para juzgar un buen restaurante. La sazón estuvo bien, pero sus precios nos parecieron demasiado elevados y sus porciones muy pequeñas. No lo recomendamos.
Koshary
Koshary

 

Te invitamos a suscribirte para que estés al tanto de todas las actualizaciones del blog:

Y a seguirnos en redes sociales:

Déjanos un comentario