La vista desde el balcón de nuestro hotel en Ko Phi Phi Tailandia

Cómo elegir y qué esperar de un alojamiento económico

Para nosotros el alojamiento es un medio y no un fin cuando viajamos. Como es un rubro que suele ser importante en el presupuesto, buscamos siempre la mejor relación costo-beneficio. Finalmente, la vida está afuera y cuando viajamos queremos conocer la cultura local, aprender de la gente, vivir eso único que ofrece cada destino… no pasar las horas en la piscina o el bar de un hotel que bien podría estar en cualquier país del mundo.

El encantador hostal que resultó ser una maravilla en Zanzibar Tanzania
El encantador hostal que resultó ser una maravilla en Zanzibar Tanzania

¿Cómo elegir un alojamiento económico?

Gracias a internet hoy en día podemos tener mucha información sobre las diferentes opciones en tiempo real, nuestra búsqueda normalmente comienza en TripAdvisor, allí buscamos los hoteles de la ciudad que vamos a visitar y los ordenamos por ranking y luego por precio. Empezamos a comparar ambos números, identificando alojamientos que teniendo buenas recomendaciones sean económicos. Esto también nos ayuda a establecer una línea promedio de cuánto cuesta dormir en nuestro destino. Elegimos aproximadamente 5 hoteles.

Con respecto a las recomendaciones, vemos las 3 entradas más recientes y también las 3 “peores”, siempre prestando mucha atención a las fechas, ya que si los malos comentarios son de hace algunos años posiblemente el lugar haya mejorado. Otro punto a considerar es quién escribe los comentarios, en nuestra experiencia hemos visto que los comentarios que hacen los chinos (por ejemplo) no son necesariamente los nuestros, un lugar sobre el cual digan “pésima comida” posiblemente no sea malo, simplemente es comida occidental a la cual no están acostumbrados.

El siguiente paso es tener clara la ubicación del lugar. Este es un criterio importantísimo en nuestra búsqueda. Muchas veces preferimos un alojamiento un poco más costoso pero que se encuentre en un buen lugar: un barrio seguro, cerca del metro, a una distancia caminando de las principales atracciones que esperamos visitar. Si algún lugar de los preseleccionados no cumple, lo eliminamos. Si no queda ninguno, volvemos a buscar.

A continuación, consultamos el precio directamente en la página web del alojamiento y en la página de diferentes agregadores como Hostel World, Booking o airbnb [haciendo clic en este enlace puedes obtener $20 de crédito en airbnb]. A veces encontramos buenas ofertas en unos o en otros: puede ser que el hotel ofrezca una tarifa preferencial si se reserva directamente o que algún agregador publique las ofertas de último minuto . Así llegamos a 2 o 3 opciones.

Finalmente comparamos beneficios adicionales (desayuno incluido, acceso a internet gratis, servicio de transporte al aeropuerto, etc.) y tomamos nuestra decisión final.

¿Qué esperar?

El “acogedor” cuarto que compartimos con 2 personas más en Darwin – Australia
El “acogedor” cuarto que compartimos con 2 personas más en Darwin – Australia

Los alojamientos se clasifican en diferentes categorías que pueden cambiar de país a país, sin embargo esta es una guía genérica que puede ayudarte a aterrizar tus expectativas. Adicionalmente las críticas que encuentres en TripAdvisor y los otros agregadores son una buena manera de hacerte a una idea sobre el destino elegido.

  • Hotel: es el alojamiento más estandarizado de la industria ya que debe cumplir con algunos requisitos para ser reconocido como tal. Encontraremos generalmente habitaciones con baño privado que van desde opciones básicas hasta lujosas suites.
  • Hostal (conocido también como hostel o backpacker): es un alojamiento económico en el que se ofrecen áreas comunes compartidas para los huéspedes como cocina, sala de entretenimiento y piscina entre otros. Además de la ventaja de poder cocinar (y el ahorro que implica) normalmente es un buen lugar para encontrar otros compañeros de viaje, compartir experiencias y buscar ofertas.
  • Motel: en otros países este tipo de alojamiento no tiene la connotación que le damos en Colombia. Se llama así a los hoteles que quedan cerca de las carreteras y que sirven como punto de descanso en la ruta. Generalmente no tienen muchos servicios ya que los huéspedes sólo pasan la noche.
  • B&B: conocido como “bed and breakfast” este tipo de alojamiento suele contar con los servicios básicos de un hotel e incluir el desayuno.
  • Gesthouse: generalmente es una casa adaptada para recibir huéspedes que es atendida por sus propietarios residentes.
  • Habitación compartida: más que un alojamiento en sí, es una categoría que podemos encontrar en los hostales y en las viviendas. En este caso no vamos a pagar por la habitación completa sino por una cama.
  • Casa compartida: en el caso de arriendo de viviendas, es posible que arrendemos sólo una habitación, compartiendo las zonas comunes de la casa con otras personas.
  • Sofá: si utilizas una plataforma como Couchsurfing puedes ahorrar mucho en alojamiento ya que te quedas en casas de personas que te pueden ofrecer un sofá, una cama o una habitación privada, sin costo.
Vista de Google Street View del apartamento que arrendamos en Nueva York
Vista de Google Street View del apartamento que arrendamos en Nueva York

Algunos tips adicionales

  • Escribe al alojamiento preguntando si tienen servicio de transporte al aeropuerto / estación / terminal, algunos lo tienen incluido en el precio, si el lugar al que llegas te parece peligroso o vas a llegar tarde, solicita el servicio aunque tengas que pagarlo adicional.
  • Si te vas a quedar una semana o más, consulta si pueden darte una tarifa especial.
  • Averigua si el hotel donde te vas a quedar te permite acumular millas a tus tarjetas de viajero frecuente, este es un ahorro indirecto que puedes aprovechar en el futuro.
  • Si vas a llegar temprano (antes de las 2 pm) consulta con el alojamiento si te permite hacer “early checkin” y si tiene algún costo, en ocasiones te ofrecerán este benéfico gratis. Si tiene costo, opta por pedir que te guarden las maletas, normalmente podrás hacer uso de los servicios del alojamiento aunque no te hayan entregado la habitación o aprovechar para conocer lo que quede cerca.
  • Si te quedas en un hostal, normalmente tienen tableros de ofertas o personas que buscan con quien compartir gastos, revísalo antes de programar tus actividades.
  • Pide consejos. Los empleados del lugar son residentes así es que en general podrán orientarte sobre lugares para comer, opciones de transporte y atracciones.
  • Si vas a pedir servicio a la habitación, revisa detalladamente los precios. A la tarifa publicada suelen agregarle los impuestos y propinas, con lo cual la comida puede incrementarse en un 30%
La vista desde el balcón de nuestro hotel en Ko Phi Phi Tailandia
La vista desde el balcón de nuestro hotel en Ko Phi Phi Tailandia

Y no podemos dejar de lado nuestras recomendaciones ecológicas

  • Cuelga las toallas después de usarlas, en la mayoría de los hoteles esto significa que no tienen que cambiarlas a diario (evitando el desperdicio de agua del lavado)
  • Usa los “toiletries” (jabón, champú, acondicionador, etc.) de manera mesurada y hasta el final, no es necesario destapar un jabón nuevo todos los días.
  • Si el hotel te da la opción, pide que no te cambien las sábanas a diario.
  • Sé mesurado con el uso del aire acondicionado / calefacción.
  • Utiliza la ducha con moderación, como lo harías en tu propia casa.

Cuéntanos, ¿cuál ha sido tu experiencia? ¿qué tipo de alojamiento prefieres cuando viajas?

Publicado originalmente en ELTIEMPO.COM


No olvides suscribirte al blog para recibir nuestras actualizaciones y seguirnos en redes sociales:

  1. Responder

    viaje a Maldivas y Camboya

    Estamos completamente de acuerdo con la frase inicial: el alojamiento es un medio y no un fin. Aunque también, para los gustos colores, y cada viajero debe buscar el complemento perfecto al realizar una nueva travesía.

Déjanos un comentario